¿Cómo diagnosticamos el sobrediagnóstico?

Todavía no ha trascendido más allá de artículos de opinión y editoriales de revistas científicas, pero existe la creciente sospecha de que quizás tanto afán por curar nos esté haciendo ver enfermos allá donde no los hay.

El fenómeno se ha bautizado con el nombre de “sobrediagnóstico” (o incluso con la paradójica locución too much medicine; “demasiada medicina”), y concierne sobretodo a las enfermedades espectrales, cuya definición reside en un umbral más o menos arbitrario. ¿Colgamos la etiqueta de “diabético” a un paciente con una glucémia en ayunas de 120 mg/dl, o no lo consideramos enfermo hasta que pasa de 126? Lo cual se puede leer también a la inversa: ¿Estamos sobrediagnosticando a un paciente por considerarlo diabético (y, por tanto, medicarlo) con unos niveles en sangre de 125 mg/dl? Esta semana el British Medical Journal ha hecho público el trabajo de una investigadora en salud pública y ética médica decidida a trascender el debate ideológico y ponerse manos a la obra en la disección del problema.

Según su grupo de trabajo, la definición de sobrediagnóstico, clave en el abordaje del problema, debería evitar caer en las mismas prácticas que lo generan. Es decir, la clave no reside tanto en mover el umbral para evitar que personas sanas caigan en el saco de los enfermos, sino más bien hacer una valoración de cada caso en la que podamos confrontar los riesgos y los beneficios que conlleva considerar a una persona “enferma” o “susceptible de ser tratada”.

El reto no es sencillo. La protocolización de la práctica asistencial nos aleja de subjetividades y nos ayuda a aplicar la medicina basada en la evidencia, pero ¿cómo se protocoliza una valoración tan individualizada? ¿Dónde está el equilibrio entre “el protocolo dice” y “tu mismo, haz lo que consideres”? El progreso siempre es un arma de doble filo; depende de nosotros con cuál de ellos queremos cortar.

facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmailby feather

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.